jueves, 24 de diciembre de 2015

¿Por qué es importante una buena Nutrición?

Una buena Nutrición, obtenida a través de una correcta Alimentación,  contribuye de manera importante a fortalecer nuestra salud y enfrentarnos de manera más eficiente a las enfermedades.

Un niño bien nutrido será un niño más sano y por ende es probable que se convierta en un adulto fuerte y menos propenso a padecer enfermedades  crónicas como Obesidad, Hipertensión Arterial, Diabetes o  alteraciones de los niveles de grasas en la sangre

Aunque la Nutrición y la alimentación representan las dos caras de una misma moneda, no siempre van en la misma dirección; es decir, una persona puede comer una cantidad importante de comida a diario, lo cual, no necesariamente significa que este obteniendo una buena Nutrición. En teoría, y es así como debería reflejarse en la práctica, una buena Nutrición debería ser el resultado de una alimentación balanceada y bien planificada.

viernes, 11 de diciembre de 2015

¿Es normal que mi hijo no quiera comer toda su comida?

La falta de apetito, en los niños, es un evento que debe evaluarse con sumo cuidado para poder identificar si es una falta de apetito real, en cuyo caso hay que identificar la causa o causas, o si simplemente es una percepción equivocada de los padres.

En este sentido es importante que los padres o cuidadores recuerden 3 cosas puntuales: 

1. Los niños crecen a diferentes velocidades, muy rápidamente hasta los 3 años (lo pueden notar en la forma como van dejando la ropa) y lentamente de allí en adelante. El consumo de alimentos está asociado con la velocidad del crecimiento, por lo tanto, un niño que comía vorazmente hasta los 3 años de vida, es probable, que empiece a comer menos intensamente a partir de ese momento.  

2. La cantidad de alimento que debe consumir un niño es muy diferente a la que necesita consumir un adulto. Por ejemplo, un adulto de 30 años que mide 1.70 m y pesa 70 kg,  necesita consumir por lo menos 300 g de cualquier tipo de carne y 1 ½ tazas de leche para cubrir sus necesidades de proteína de todo el día; mientras que un niño de 4 años,  98 cm y 14 kg de peso solo necesitará 50 g de cualquier tipo de carne más 1 taza de leche o un huevo para cubrir sus necesidades de proteina de TODO EL DÍA. En conclusión, el niño no deber consumir la misma cantidad que Usted.

jueves, 15 de octubre de 2015

¿El chocolate es bueno para el corazón?

El chocolate (aquel de buena calidad, por supuesto, y por ende con un mínimo de 70% de cacao), contiene unas sustancias llamadas polifenoles. Estos polifenoles hacen que la sangre sea más fluida y por lo tanto circule mucho mejor, disminuyendo de este modo el riesgo de que una persona sufra de un ataque al corazón, hipertensión arterial u otra condición parecida.

Los efectos beneficiosos del consumo de chocolate sobre la circulación de la sangre, no solo disminuyen el riesgo de padecer las enfermedades citadas arriba y otras tantas más, sino que además, mejora sustancialmente la cantidad de sangre que llega a todos los órganos del cuerpo. Recuerde que un órgano bien irrigado es un órgano mucho más sano porque además de recibir una buena cantidad de nutrientes, también puede eliminar todos los desechos que se producen debido a su funcionamiento. Por ejemplo, la mejora en la irrigación del cerebro se puede traducir en una mejora en la atención y otros tantos procesos que a la larga pueden contribuir a fortalecer el rendimiento mental.

Por otro lado, el tipo de grasa presente en la manteca de cacao del chocolate es de muy buena calidad, lo cual, junto con la presencia de polifenoles contribuye a incrementar el nivel del colesterol HDL (comúnmente llamado colesterol bueno) y disminuir los valores de colesterol LDL (comúnmente llamado colesterol malo). Recuerde que un tercio de la grasa que forma el chocolate está compuesta por un ácido graso llamado oleico que es el mismo que se encuentra en el aceite de oliva.


Ahora bien, si está pensando en comer chocolate, por favor, asegúrese que sea de buena calidad.

lunes, 7 de septiembre de 2015

¿Está usted OBESO? ……. ¿Sabía que realmente está ENFERMO??


Las personas suelen acudir a un Especialista cuando sienten dolor, fiebre, inflamación, dolores de cabeza, mareos, taquicardias, subidas o bajadas de la presión arterial, manchas en la piel, prurito, zumbidos en los oídos,  dolores intercostales, dolores  en las articulaciones,  problemas renales, y una larga lista de otros problema; pero no consideran a su obesidad como una enfermedad que requiere ayuda especializada tanto o más que cualquiera de los problemas mencionados, porque la Obesidad SI es una enfermedad; y aunque usted no lo crea, todos estas molestias, podrían estar directamente relacionadas con el exceso de peso que carga consigo.

Normalmente, las personas que padecen de Obesidad llegan a la consulta con un solo deseo: bajar de peso y lo único que traen consigo es una carga emocional muy fuerte porque imaginan que tendrán que dejar de comer; nunca piensan que, en la práctica, deberían ir a consulta porque están realmente enfermos.


Si usted no lo sabía, la obesidad es una enfermedad inflamatoria que causa daños muy severos en el organismo; puede llegar a destruir irreparablemente muchos órganos e incluso duplicar el riesgo de muerte en comparación con individuos que no la padecen. El tejido adiposo es un gran órgano endocrino  y como tal secreta sustancias que influyen directamente sobre otros sistemas del cuerpo. Cuando la cantidad de grasa almacenada es la adecuada, estas sustancias - Hormonas y/o mediadores inflamatorios-  son secretadas en su justa medida para cumplir una  función determinada; pero cuando el tejido adiposo aumenta,  este equilibrio se altera produciendo una inflamación generalizada, aunque indolora, que puede conducirnos a una decena de otras enfermedades.


viernes, 16 de enero de 2015

¿Comer betarraga cura la anemia?

La anemia es una problema de salud que, nutricionalmente, puede ser causada por la deficiencia de Hierro, Acido Fólico o vitamina B12. La anemia afecta por igual a niño, adultos, a personas provenientes de países ricos como también provenientes de países pobres. Uno de los signos que con mayor frecuencia se encuentra en las personas que padecen de anemia es la palidez, cuya intensidad suele ser proporcional al nivel de anemia encontrado.

Las frutas y verduras, por otro lado, contienen pigmentos (colorantes) naturales que no causan daño a la salud y por el contrario actúan como potentes antioxidantes. El consumo excesivo de alguno de estos pigmentos, a través de los alimentos, puede provocar ligeras coloraciones de la piel cuya intensidad dependerá de la cantidad de pigmento consumo.

El betacaroteno, por ejemplo, es un pigmento de color amarillo que se encuentran en frutas como la papapaya, melón o mandarina y en verduras como la zanahoria o el zapallo. Otro pigmento abundante en la naturaleza es el licopeno (rojo) que se encuentran en cantidades apreciables en el tomate.