lunes, 13 de junio de 2016

¿CUÁNTAS VECES AL DÍA DEBE ALIMENTARSE UNA PERSONA CON UNA ENFERMEDAD GRAVE?

La respuesta a esta pregunta es bastante relativa porque dependerá del tipo de enfermedad y de la gravedad de la misma. Cuando el paciente se encuentra en una condición crítica su manejo es exclusivamente hospitalario. En el hospital, el paciente recibe cuidados de medicina y nutrición que son monitorizados cuidadosamente y normalmente incluyen  el uso de fórmulas especializadas (comúnmente llamadas leches, aunque en realidad no lo son). Si el paciente logra recuperarse completamente, es dado de alta y su dieta pasa a ser como la de cualquier otra persona. En otros casos, el paciente es dado de alta porque la complicación del momento cedió pero no así la enfermedad de fondo; por ejemplo, pacientes con enfermedad renal que requieren de diálisis, pacientes con algún grado de parálisis cerebral que involucran pérdida de conciencia o pacientes con una pérdida significativa de peso que debe ser recuperado para no complicar su enfermedad. En todos estos casos, la nutrición es fundamental para el mantenimiento del paciente y la mejora en la calidad de vida. Es usual que mientras más complicado sea el estado de salud, el enfermo deba recibir un mayor número de comidas de comidas al día, aunque, más pequeña cada una. Ahora bien, depende del Nutricionista/Nutriólogo determinar cuál es el número apropiado de comidas, su consistencia, su composición o eventualmente la necesidad de suspender el uso de alimento e iniciar la administración de fórmulas especializadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario