jueves, 15 de octubre de 2015

¿El chocolate es bueno para el corazón?

El chocolate (aquel de buena calidad, por supuesto, y por ende con un mínimo de 70% de cacao), contiene unas sustancias llamadas polifenoles. Estos polifenoles hacen que la sangre sea más fluida y por lo tanto circule mucho mejor, disminuyendo de este modo el riesgo de que una persona sufra de un ataque al corazón, hipertensión arterial u otra condición parecida.

Los efectos beneficiosos del consumo de chocolate sobre la circulación de la sangre, no solo disminuyen el riesgo de padecer las enfermedades citadas arriba y otras tantas más, sino que además, mejora sustancialmente la cantidad de sangre que llega a todos los órganos del cuerpo. Recuerde que un órgano bien irrigado es un órgano mucho más sano porque además de recibir una buena cantidad de nutrientes, también puede eliminar todos los desechos que se producen debido a su funcionamiento. Por ejemplo, la mejora en la irrigación del cerebro se puede traducir en una mejora en la atención y otros tantos procesos que a la larga pueden contribuir a fortalecer el rendimiento mental.

Por otro lado, el tipo de grasa presente en la manteca de cacao del chocolate es de muy buena calidad, lo cual, junto con la presencia de polifenoles contribuye a incrementar el nivel del colesterol HDL (comúnmente llamado colesterol bueno) y disminuir los valores de colesterol LDL (comúnmente llamado colesterol malo). Recuerde que un tercio de la grasa que forma el chocolate está compuesta por un ácido graso llamado oleico que es el mismo que se encuentra en el aceite de oliva.


Ahora bien, si está pensando en comer chocolate, por favor, asegúrese que sea de buena calidad.