sábado, 1 de diciembre de 2012

Los Nutrientes

Los nutrientes son los responsables del funcionamiento del organismo.  Cada uno de los más de 20 nutrientes identificados hasta el momento está encargado de desarrollar una o más funciones dentro del cuerpo, siendo, la sumatoria de todas estas actividades el cimiento que da sustento a nuestra vida. Hasta la acción cotidiana más elemental involucra la utilización de cantidades variables de nutrientes. Leer estas líneas, encender la luz, sonreir frente a un comentario gracioso, correr por las mañanas, recordar una dirección, hablar por teléfono, conducir un auto, limpiar la mesa y hasta arreglarse el cabello, entre miles de miles de actividades adicionales, dependen de un suministro constante de nutrientes.

Los alimentos constituyen la forma más importante y natural  que tenemos de obtener nutrientes diariamente, no en vano en otras secciones de este blog dedicamos diversos segmentos para hablar de los alimentos y la forma en que deben combinarse.  Conviene en este momento, precisar algo que normalmente es materia de confusión para la persona promedio, incluso para la mayoría de profesionales de la salud. No es fácil percibir los nutrientes con nuestros sentidos; tocamos, sentimos, olemos y vemos la carne de res o de pollo, pero es difícil observar  las proteínas, el hierro o el ácido fólico; sentimos, olemos y vemos la leche pero es difícil observar la lactosa, el calcio o la vitamina A. 

Lo alimentos, sin embargo, no son la única manera de obtener nutrientes; las formas alternativas las representan los denominados suplementos nutricionales, las fórmulas infantiles y/o las fórmulas para alimentación no natural. En todos estos casos, la industria ha logrado extraer de los alimentos o producir artificialmente la mayoría de los nutrientes que la persona necesita; no obstante, su empleo debe restringirse a condiciones plenamente identificadas y valoradas profesionalmente; aquel refrán popular que dice “si un suplemento no te cura, tampoco te mata” es cada día menos confiable.  




Exceptuando a la energía, de la cual hablaremos más extensamente en otras entregas, los nutrientes se pueden clasificar en dos grandes grupos: los macronutrientes y los micronutrientes. El grupo de los macronutrientes está integrado por Proteínas, lípidos y carbohidratos; se les llama así porque necesitamos consumir varios gramos al día de cada uno de ellos. Por otro lado, el grupo de los micronutrientes está integrado por las vitaminas y los minerales; se les denomina así porque el consumo de cada uno de ellos nunca supera el gramo por día; el calcio debe ser exceptuado de esta regla porque su consumo promedio para un adulto está alrededor de 1 gramo por día

En líneas generales, existen tres  ideas puntuales que deben quedar suficientemente claras en relación con los nutrientes: i) los macronutrientes son los únicos que pueden convertirse en calorías dentro del cuerpo; ii) los micronutrientes no generan ni una sola caloría dentro del organismo, por ello, pensar que una persona que consume un suplemento de calcio puede subir de peso, es un pensamiento equivocado; iii) los nutrientes provenientes de alimentos de origen animal tienen normalmente mejor calidad que aquellos provenientes de alimentos de origen vegetal;  y iv) si bien es cierto, que existen algunos nutrientes que son más importantes que otros, todos sin excepción debe ser materia de nuestra preocupación diaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario