domingo, 9 de diciembre de 2012

Vitamina C

La vitamina C pertenece al grupo de las hidrosolubles, es decir, aquellas que se pueden disolver en el agua. Aunque básicamente se le ha asociado con la prevención de los resfríos, la vitamina C desempeña decenas de funciones en el organismo.

La absorción de la vitamina C depende de muchos factores siendo el más importante la cantidad y el tiempo en que es consumida. En personas con reservas normales de vitamina C la absorción irá descendiendo mientras mayor cantidad de vitamina se consuma. Por ejemplo, la absorción de los primeros 100 mg de vitamina es prácticamente completa, mientras que en cantidades superiores a 400 mg la absorción se puede reducir a prácticamente cero. En cuanto al tiempo en que es consumida, la vitamina C debe ser consumida inmediatamente porque el oxígeno presente en el aire la destruye casi por completo, por eso, un  vaso de 200 cc con jugo de naranja puede contener hasta 90 mg de vitamina C, sin embargo, transcurridos 10 minutos después de extraido, el contenido de vitamina C del jugo es significativamente pequeño.

Existen otros factores que pueden afectar la absorción de la vitamina C como por ejemplo la presencia de hierro. Existe una recomendación bastante acertada que sugiere que los suplementos de hierro o los alimentos fuente de hierro deben ser consumidos con un vaso con jugo de naranja. Esta combinación mejora la absorción del hierro, no obstante, destruye la vitamina. Por esta razón, debería sugerirse además que la persona consuma un vaso adicional de jugo de naranja en un momento diferente.






En cuanto a sus funciones,  la vitamina C interviene en la formación de moléculas como el colágeno (proteína que forma huesos, músculos, venas, arterias), la carnitina (transportador natural de grasa),  la adrenalina y la dopamina (participan en el funcionamiento del cerebro); fortalece las células del sistema inmunológico y destruye la histamina que es la principal responsable de las manifestaciones alergénicas (escozor, broncoespamos, secreción de nariz, etc);  previene la aparición de problemas cardiovasculares asociados con la acumulación de colesterol; y además, es un potente antioxidante natural. Cabe enfatizar que la vitamina C puede prevenir o disminuir síntomas asociados con la alergia, no obstante, el consumo de frutos cítricos con alto contenido de vitamina C, podría generar reacciones alérgicas por otros componentes no identificados plenamente hasta el momento.
La deficiencia de vitamina C produce una enfermedad muy seria llamada escorbuto. Erróneamente se suele llamar escorbuto a la aparición de unas heridas dentro de la boca, las aftas. El escorbuto es un problema mucho más complejo que las aftas, las cuales después de 7 días desaparecen espontáneamente. Lo que es cierto es que la vitamina C además de prevenir el escorbuto, también puede prevenir la aparición de aftas.
Existen situaciones en las que la necesidad diaria de vitamina C se incrementa sustancialmente, como por ejemplo en los fumadores y en las personas con Diabetes Mellitus. En los fumadores, los componentes del cigarro destruye la vitamina C casi por completo, mientras que en la Diabetes Mellitus la alteración de los niveles de azúcar en la sangre afectan significativamente la utilización corporal de la vitamina. Al disminuir su almacen corporal, se empieza a producir menos colágeno y con ello, la cicatrización de las heridas se dificulta.


Las principales fuentes naturales de vitamina C se encuentran en frutas y verduras. No obstante, debe estar atento a lo siguiente: i) la vitamina C se pierde con la cocción, por lo tanto lo ideal es el consumo del alimento crudo; y ii) la vitamina C se pierde en presencia de aire, por lo tanto, el alimento que la contiene debe ser consumido rápidamente.


Contenido de Vitamina C en los alimentos


Grupo de alimentos
Cantidad de vitamina C
por cada 100 g de alimento
Frutas
Camu camu
2780 mg
Guayaba
60 mg
Fresa
42 mg
Mandarina
48 mg
Jugo de naraja
42 mg
Papaya
47mg
Toronja
50 mg
Tumbo
66 mg
Verduras
Berros
105 mg
Brócolí
114 mg
Col
48 mg
Col de bruselas
82 mg
Coliflor
75 mg
Pimiento
108 mg


DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

En IIDENUT rechazamos rotundamente aquellas prácticas asociadas con el uso inapropiado de la información con fines comerciales. Nuestros estándares éticos nos impiden aceptar, difundir o parcializarnos subjetivamente con producto o práctica alguna que vaya en contra o distorsione la labor científica del nutricionista.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias por sus buenos comentarios. Esperamos contribuir de alguna manera a difundir toda esta información útil

      Eliminar
  2. Breve, claro y conciso, muy bueno. Siempre he dicho que la buena alimentación se refleja en todo, sobe todo al momento de evitar enfermedades, sin duda me parece que es indispensable incluir en nuestra dieta frutas y verduras. Además con la combinación de vegetales en los jugos la verdad es que no cuesta ningún trabajo ingerir verduras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Si tuviera alguna duda o sugerencia sobre temas, por favor, escríbanos a informes@iidenut.org

      Eliminar