viernes, 11 de diciembre de 2015

¿Es normal que mi hijo no quiera comer toda su comida?

La falta de apetito, en los niños, es un evento que debe evaluarse con sumo cuidado para poder identificar si es una falta de apetito real, en cuyo caso hay que identificar la causa o causas, o si simplemente es una percepción equivocada de los padres.

En este sentido es importante que los padres o cuidadores recuerden 3 cosas puntuales: 

1. Los niños crecen a diferentes velocidades, muy rápidamente hasta los 3 años (lo pueden notar en la forma como van dejando la ropa) y lentamente de allí en adelante. El consumo de alimentos está asociado con la velocidad del crecimiento, por lo tanto, un niño que comía vorazmente hasta los 3 años de vida, es probable, que empiece a comer menos intensamente a partir de ese momento.  

2. La cantidad de alimento que debe consumir un niño es muy diferente a la que necesita consumir un adulto. Por ejemplo, un adulto de 30 años que mide 1.70 m y pesa 70 kg,  necesita consumir por lo menos 300 g de cualquier tipo de carne y 1 ½ tazas de leche para cubrir sus necesidades de proteína de todo el día; mientras que un niño de 4 años,  98 cm y 14 kg de peso solo necesitará 50 g de cualquier tipo de carne más 1 taza de leche o un huevo para cubrir sus necesidades de proteina de TODO EL DÍA. En conclusión, el niño no deber consumir la misma cantidad que Usted.

3. El consumo de golosinas, por otro lado, es un enemigo concreto de la alimentación del niño. Por ejemplo, UN SOLO PAQUETE de galletas compuesto por 4 unidades recubiertas de chocolate o con relleno podrían llegar a proporcionarle al niño hasta 380 kcal de azúcar y otros compuestos que no contribuye a su crecimiento. Sabe cuánto debería comer el niño para obtener la misma cantidad de energía además de buena proteina y buena grasa, productos que si contribuyen a su crecimiento? bueno, una taza de leche, un pan y un plátano juntos.

Eventualmente podríamos seguir citando más y más ejemplos pero el objetivo de esta respuesta no es llenar su cabeza de números, por el contrario, el objetivo de esta nota es ayudarlo a identificar aquello que está haciendo mal. Recuerde que el niño no debe comer la misma cantidad que Usted; que si está comiendo golosinas, si come pero no lo apropiado; que es importante proporcionarle una dieta variada que cubra todas sus necesidad; que la actividad física es un buen estimulante natural del apetito; que es probable que el niño no coma algo que Usted tampoco comería y que siempre es bueno recurrir a su Nutricionista para que le aclare cualquier duda al respecto.

1 comentario:

  1. me gusta todo este tipo de información que este relacionada con la salud muy buen contenido
    http://lasdietasbalanceadas.esy.es/?p=4

    ResponderEliminar