lunes, 8 de agosto de 2016

¿EXISTE RELACIÓN ENTRE NUESTRA ALIMENTACIÓN Y NUESTRAS DEFENSAS?

Si existe. Las defensas corporales incluyen diversos tipos de procesos que involucran a la vez: a células y sustancias. Los glóbulos blancos son las células del cuerpo especializadas en la defensa  frente a todo tipo de micro organismos. Entre las sustancias podemos contar  prostaglandinas, anticuerpos y otras más. Tampoco debemos olvidar que el sistema antioxidante es un componente importante de las defensas corporales porque evita que los radicales libres y otras sustancias (producidas naturalmente dentro del cuerpo o ingeridas desde el exterior a través de los alimentos y bebidas) dañen nuestros órganos de manera irreversible.


En este contexto, los alimentos nos proporcionan los nutrientes que son responsables para el cumplimiento de estas funciones. Las proteínas contenidas en carnes, huevos y lácteos son útiles para la formación de glóbulos blancos y otros elementos defensivos. Los ácidos grasos omega 6 y omega 3 son importantes para la regulación de los procesos de inflamación y fiebre porque son necesarios para la formación de prostaglandinas; mientras que vitaminas como la E o minerales como el Selenio son importantes para el fortalecimiento del sistema antioxidante.

NOTA. Las respuestas o comentarios descritos en el presente blog no reemplazan a una Consulta Nutricional. El especialista en temas de Nutrición es el Nutricionista/Nutriólogo dependiendo de la denominación del país. Si tuviera alguna pregunta, por favor, escríbanos a consultorios@iidenut.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario