¿Qué influencia tiene la grasa corporal sobre el estado de salud?

 

La grasa corporal cumple diversas funciones importantes dentro del cuerpo. Además de ser un buen almacén de energía, la grasa es útil para la protección de los órganos internos, el almacenamiento de diversas sustancias nutritivas e incluso la formación de algunas hormonas indispensables para mantener la salud.  

 El contenido de grasa en el cuerpo depende de varios factores entre los cuales podemos citar: la edad, mientras más edad tenemos mayor será nuestro contenido promedio de grasa; el sexo, el cuerpo de los hombres posee menos grasa que el cuerpo de las mujeres; la actividad física, mientras más se ejercita una persona menor será su contenido de grasa.

Un contenido de grasa corporal por debajo de lo normal puede afectar negativamente el funcionamiento del organismo. Por ejemplo, puede reducirse de manera importante la formación de hormonas sexuales y generar ausencia de menstruación y problemas de fertilidad en mujeres. Puede producirse deficiencia de vitaminas como la A, D, E y K porque su lugar de almacenamiento se encuentra en el compartimento graso del cuerpo.  Además, se podrían producir problemas nerviosos, musculares, renales entre otros.

Por otro lado, cuando el cuerpo presenta un contenido de grasa superior a lo normal, el riesgo de padecer ciertas enfermedades se incrementa significativamente por cada gramo de grasa en exceso. Las enfermedades que están relacionadas con un contenido elevado de grasa corporal son Hipertensión arterial, Diabetes Mellitus, alteración del colesterol o triglicéridos e incluso varios tipos de cáncer, entre las más importantes.

Lo más importante, en este contexto, es mantener un porcentaje de grasa corporal dentro de los valores normales asociados con la edad, el sexo y la actividad física de la persona. Suele confundirse la pérdida de peso con la pérdida de grasa corporal y no es lo mismo. Una persona puede perder peso, a costa de su masa muscular, y mantener prácticamente el mismo contenido de grasa que al inicio de tratamientos que no son supervisados o establecidos por un nutricionista/nutriólogo/dietista-nutricionista (dependiendo de la denominación del país).

Felizmente, en la actualidad existen procedimientos sencillos y de fácil aplicación que permiten medir el contenido de grasa corporal con alta precisión. Lo ideal es que en el contexto que vivimos, es que todos nos somentamos a una medición del contenido de grasa corporal por lo menos una vez por año.


Por Robinson Cruz
**Robinson Cruz es director general del Instituto IIDENUT. Cuenta con 20 años de experiencia como nutricionista clínico y especialista en bioquímica aplicada a la nutrición. Es investigador y docente invitado en los programas de nutrición de pre y posgrado de decenas de universidades en 20 países de Iberoamérica. Más de medio millón de profesionales siguen sus publicaciones en diversos medios digitales. En este tiempo ha formado miles de profesionales de nutrición, ha publicado casi una docena de libros y cientos de comunicaciones relacionadas, entre otras actividades.

 

ADVERTENCIA. Las respuestas o comentarios descritos en el presente blog no reemplazan a una consulta nutricional. El especialista en temas de nutrición es el nutricionista/nutriólogo/dietista-nutricionista (dependiendo de la denominación del país. Si tuviera alguna duda, por favor, escríbenos a consultorios@iidenut.org

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es la resistencia a la insulina y cómo manejarla nutricionalmente?

¿Es verdad que la clara de huevo ayuda a aumentar la masa muscular?